¿Gana más un médico o un peluquero?

¿Gana más un médico o un peluquero?

Hace poco fui al peluquero para un corte de cabello de rutina. Pese a que no me emociona particularmente tener que sacar el tiempo para ir, ya era tiempo y no podía permitir una melena más grande que la que tenía. Llegué y esperé en una silla. Cuando fue mi turno, el peluquero, un joven muy amable me preguntó qué quería. Necesito un corte sencillo, dije. Una vez sentado y dándole un par de sugerencias, el peluquero empezó con evidente habilidad. En menos de dos minutos yo parecía otra persona. Me veía más joven y ya esperaba los comentarios de mi hija de 5 años al llegar a casa. Qué buen trabajo el del peluquero.

Algunos minutos después terminó y pregunté el precio de su servicio: $400 (pesos argentinos). Le pagué y cuando salí me quedé pensando, y haciendo cuentas. Cuatrocientos pesos, ¡que bien gana el peluquero! y todo con mínimo equipamiento. Recordé los miles de pesos que había tenido que gastar en comprar mis equipos médicos y los miles de dólares que necesitaba invertir en los que deseaba tener, en caso contrario mis honorarios nunca iban a alcanzar a los del peluquero.

decorations

Largas horas de entrenamiento

Ya sé que elegir ser peluquero o médico es en gran parte un tema de vocación. Pero siendo franco, desde lo económico, haber escogido medicina como profesión fue un error.

Este joven peluquero, ganará mucho dinero mientras un estudiante de medicina de su misma edad, gasta diez u once años en la universidad, con largas horas de entrenamiento. Durante todo ese tiempo, el joven estudiante de medicina solo tendrá gastos y deudas y al final saldría a ganar menos dinero que el peluquero, que ya llevaría 10 años trabajando.

No pretendo que al peluquero le paguen menos, al fin y al cabo quedé contento con su trabajo. Pero me parece entonces que a los médicos deberían pagarles más. En Argentina, las aseguradoras pagan a un médico en promedio 250 pesos por paciente visto. Esto menos impuestos, equivale a menos de 4 dólares. No sé si reír o llorar, es algo "trágico-médico". Es lo que se ganan después de muchos años y costos de formación, sumado al riesgo biológico del contacto con enfermos y al riesgo patrimonial por una eventual demanda de parte de algún paciente. El panorama cambia en el caso de tener consultorio particular y el precio de la consulta lo pone el mismo médico. Pero en general, es así como lo cuento.

Sobre todo el lector que no es médico pensará que es un mal gesto de mi parte quejarme por el  salario, porque nosotros los médicos deberíamos hacer todo por la vocación y el amor a la humanidad. Pero la industria de la salud es billonaria y a los médicos, que son el eje del sistema, les tiran migajas. Y eso mi querido, al final va en contra del bienestar del paciente. En fin, de eso hablaré en otro lugar.

Todos los oficios son necesarios y deben ser apreciados, pero algunos requieren un esfuerzo de vida y económico mayor. Eso nadie lo puede negar, necesitan ser recompensados debidamente, y es también un tema moral de la sociedad.

Los médicos debemos sacudirnos de este sistema injusto y más que quejarnos, debemos hacer tres cosas: agremiarnos fuertemente para lograr contratos justos, empezar a ejercer con mayor intensidad la medicina particular y/o crear nuestra propia empresa. Sé que no es fácil pero estamos tocando fondo y no podemos seguir tan tranquilos.

Últimos Artículos

Vende tus libros y equipos médicos gratis. Regístrate aquí ya.
Search results page is powered by Searchanise. Please, don't delete this page

Dejar comentario